Archivo de la etiqueta: iPhone

El futuro de Nintendo

Nintendo en móviles

AYER NOS DESPERTAMOS CON LA INESPERADA RUEDA DE PRENSA DE NINTENDO JUNTO A LA EMPRESA ESPECIALISTA EN PLATAFORMAS MÓVILES DeNANADA DeNA. NI MUCHO NI POCO. TE QUEDAS MIRANDO LA VIDA PASAR.
JUNTOS VAN A DESARROLLAR, Y AHORA EN SERIO, JUEGOS PARA DISPOSITIVOS INTELIGENTES.

Satoru Iwata, el presidente de la compañía, salió a contar que no van a portar juegos de consola, ni los antiguos ni los que salgan. Serán títulos nuevos que aprovechen el potencial de sus franquicias, optimizados para su uso en estas plataformas.
Puede que hagan un Mario Kart para iPhone, o que acabes descargando un Pikimin en tu Apple Watch. ¿Quizás un Metroid en tus Google Glass?… No joder, eso no… Solo habría una cosa más infame que llevar unas Google Glass y sería ponerse a jugar con ellas. Detengamos esta sinrazón.
Para terminar, dejó muy claro que no abandonan el mercado de las videoconsolas, anunciando que ya trabajan en la sucesora de Wii U.

Puede que te parezca un anuncio sin demasiada transcendencia, todo está muy claro y bien explicadito, pero detrás de tan aséptica comunicación, hay mucha más miga de la que parece. Además, las reacciones desproporcionadas a noticias como la que nos ocupa, son parte de la gracia que tiene ser aficionado a los videojuegos.
Aunque veo las cosas con mucha más distancia que antes, reconozco que he vuelto a sentir la llamada de la selva: he reaccionado como un hincha. Porque sigo siendo hincha de Nintendo. Un Nintendero de corazón.

Me he vuelto a divertir como antes al ser testigo de las primeras reacciones, esas que se tienen sin pensar demasiado.
He visto a bastante gente vanagloriándose del fin de la fórmula Nintendo (la de hacer software exclusivo para el hardware que fabrica), aplaudiendo con socarronería la caída del gigante que no supo adaptarse a los nuevos tiempos y fracasó por sus orgullosas ideas japonesas. “Empiezan a aceptar que va a acabar como SEGA”, y todas esas malditas chorradas. Que os den.
Seguir leyendo El futuro de Nintendo

Las fotos de mi iPhone

Luz de caverna, absoluta pérdida de todo detalle y resolución equiparable a la de una Gameboy. Así son la gran mayoría de las fotos que me importan de los últimos años.

Al final, esos amasijos de pixels que capturaron mis teléfonos móviles son recuerdos impagables que nunca hubiesen salido de una cámara mejor, simplemente porque no la llevaba encima. Y hace tiempo que lo acepté y no me empeño en llevar una compacta encima “por si acaso”, soy un fiel adepto a la idea de “The Best Camera Is The One That’s with You” como dijo ese pedazo de fotógrafo que es Chase Jarvis.

Con la llegada de los cientos de aplicaciones de fotografía para el iPhone, la cosa no solo ha mejorado, si no que para mí y otros como yo, incluso se ha convertido en un pasatiempo de importancia que colabora en la completa aniquilación de la batería del teléfono, inutilizándolo cuando lo que necesitas es aquello que se concibe como su función principal y que acaba por ser otra característica accesoria, llamar y ser llamado.
Todo empezó con rudimentarias aplicaciones para “imitar” efectos de la fotografía analógica tradicional: blanco y negro, sepia, saturación de colores, viñeteado… El año pasado, en Applesfera, se hicieron eco de mis recomendaciones cuando empezó a florecer todo este “movimiento” de la iPhonegrafía. Desde entonces la cosa ha crecido muchísimo y han ido apareciendo verdaderas joyas que disparan las posibilidades, Photoshops en miniatura, auténticos estudios de revelado portátiles, imitaciones de cámaras “lomográficas”, con sus accesorios opcionales o de Polaroid, con su típico revelado incluído.

Algunos de mis experimentos han ido construyendo una especie de “diario” fotográfico que me apetecía juntar en alguna parte, y dado que este tipo de fotos nunca lucirán lo suficiente en un álbum de papel de los de toda la vida, he creído que lo mejor era hacerles un pequeño hueco en un sitio web, para además ser compartidas de esta forma con todos vosotros. Ahí tenéis Quicktakes, mis fotos preferidas en Baja Definición.

Actualización (7-6-2010): Bueno, gracias al nuevo iPhone, muy pronto con bastante más definición, zoom x5 y flash LED 😉

Sobrevivir con un iPhone

Cuatro meses después...

Ya hace casi cuatro meses desde que llegó a mis manos, y con el me ha pasado de todo: Polémicas, amagos de “enladrille”, activaciones, tropezones, compraventas… Y yo encantado.Siguiendo la estela de la idea del genial artículo que Pedro Aznar ha publicado hoy en Applesfera, (al que hace alusión el título de este post) creo que es interesante dar mi punto de vista sobre el cambio que supone llevar encima esta increíble pieza de tecnología y aportar un poco de mi experiencia personal, de como pese a todos los quebraderos de cabeza, ha merecido la pena y se ha convertido en mi gadget preferido jamás inventado (y eso que mis iPods, cadáveres incluídos, habían puesto muy alto el listón).

Aviso, hay un buen rato de lectura 😀 Seguir leyendo Sobrevivir con un iPhone

P10 Internacional: Paris et moi

Siempre nos quedará

París es una ciudad tan bonita como ya te han contado tu primo o la última etapa del Tour.

Impresionantes monumentos, enormes y cuidadísimos parques, cielos infinitos y tantas cosas por ver que si te obligas a visitar todo en una semana más te vale guardarte otra más para tomarte unas vacaciones de tus vacaciones. A bordo del bâton mouche tenía que sujetarme la mandíbula ante el espectáculo que veía tras cada orilla del Sena… Y no podía parar de repetir mis expresiones francesas favoritas: “Oh la-lá!… Sacré bleu!” (me contaron que ni un solo francés las utiliza, así que me molan el triple).

Los cientos de miles de esculturas del Louvre, la belleza de la iglesia de SacreCoeur o la catedral de Notre Dame, las calles de Montmartre, la enormidad de los Campos Elíseos o ver anochecer desde lo más alto de la Torre Eiffel… Descubrir la ciudad de la luz por primera vez significa guardar mil imágenes inolvidables en tu retina.
No quiero daros mucho la paliza con los detalles… cada rincón de allí es digno de una foto, así que os sugiero que echéis un vistazo a mi flickr para que os acerquéis un poco a algunas de las 900 que hicimos Tania y yo (no soy nada aficionado a hacer turismo detrás de una cámara, pero era difícil resistirse).
Pese a todo, también he de decir que no es una de esas ciudades a las que me mudaría, no me siento identificado con ella por un tema puramente “extrasensorial”… En ningún momento estuve cómodo del todo, el idioma hace bastante, o los precios (cinco euros por un agua mineral es jodido de aceptar para un madrileño) o quizás que todo sea tan gigantesco y la perentoria necesidad de hacer largos viajes en el metro (cosa que no aguanto)… Que queréis que os diga, que que todo esté tan bonito, colocadito y cuidado me huele un poquito a falso. Lo se, soy un poco contradictorio

En el apartado de curiosidades, al ser el mundial de rugby en las mismas fechas, por culpa de mi sudadera negra la gente me confundía con un aficionado de Nueva Zelanda y me gritaban cosas. Incluso se me acercó algún francés beodo. La moraleja es que la ropa que lleves puede abrirte puertas en el mundo del borrachismo deportivo, lástima no saber bailar el haka (todo se andará).

Nada más llegar, el roaming hizo estragos con el iPhone y me lo dejó hecho unos zorros. Cada vez que lo arrancaba, después de unos segundos los iconos desaparecían de la pantalla dejándome el aparato más limpio que lavado con Perlán. Para llamar tenía que encenderlo y darme mucha prisa en entrar en el icono correspondiente, y para poder hacer fotos lo tuve sin introducir el PIN la mayoría del tiempo. Una gracia. Hay un video en YouTube para que lo veáis con más detalle. Al volver todo se solucionó por arte de magia.

El Apple expo fue una mierda de cabra. Nada a reseñar… Probé una Cintiq en el stand de Wacom y la dejé llena de babas, vi el iPod “tauch” y recorrí los stands en busca de pegatinas y caramelos, como cuando tenía once años en la Feria del Libro. Las demos de Logic y Final tenían buena pinta, pero no me pilló con ganas y el stand del nuevo Microsoft Office era uno de los más grandes… Comprar el iWork ya mismo.

Mi iPhone (y yo) en MobuzzTV

Pedro en Mobuzz

MobuzzTV es, para el que no lo conozca, uno de los video blogs diarios sobre tecnología y ciber-cultura más vistos del mundo. ¿Y qué demonios hago yo en el show de hoy?… Pues, básicamente, sujetar el iPhone ;)Se lo dejé un par de minutos a Edgar y me dijo que sus compañeros estaban como locos por probarlo, así que me invitó a pasar por las oficinas a conocer aquello y de paso, como dice Miriam en el programa, “a fardar” un poco y comentar las funciones básicas del teléfono, que ha vuelto a la actualidad al empezar a surgir métodos para liberarlo del bloqueo de at&t (adivinad, estoy mordiéndome las uñas de las ganas).La experiencia fue estupenda… Después de enseñarme la increíble nueva mesa mobuzzera, Anil quiso hacer un intercambio Blackberry-iPhone e incluso subió la oferta añadiendo la de Edgar 😀 Pablo me regaló un reportaje de fotos que podéis ver en mi Flickr y algún consejo muy interesante y entre todos me hicieron pasar una tarde muy divertida. Desde aquí, muchas gracias a todos!En cuanto al protagonista de la tarde… Ya ha pasado más de un mes de que llegase a casa el iPhone y no puedo estar más satisfecho de la compra. Ya se han gastado los adjetivos y lo único que puedo añadir es que aun no he visto a nadie al que no haya convencido el móvil al tenerlo en las manos. Convirtió un viaje de cinco horas en la vuelta de mis mini-vacaciones en un paseo (un par de pelis, un rato de música y listo) y no veo la hora de que sea el único dispositivo que tenga que llevar encima. Ya os contaré más cuando por fin esté llamando :)Os debía una review, pero creo que con lo de Mobuzz, aunque sea breve, estamos en paz, ¿no?… Y si tenéis ganas de más, las de Samuel son impresionantes y muy detalladas y Asier (próximo poseedor de otro) tiene cien mil veces más tablas que yo. Os las recomiendo.

Nuevo fake del iPhone

iPhone?

 

El rumor más extendido de la historia de Apple, el de la posibilidad cada vez más inminente de el lanzamiento de un teléfono móvil con manzana, ha llegado a su punto álgido esta tarde con la aparición del fake más logrado que (a mi parecer) se ha conseguido jamás. Tanto que hasta los autores lo han conseguido colgar de la página oficial de Apple.

Ni por esas me lo creo, chicos, buen intento.

Así somos los maqueros, siempre estamos seguros de que Jobs no va a sacar eso que se empeñan en comentar en ThinkSecret, y todos pensamos que nuestra quiniela es la que más se ajusta a lo que realmente está en la mente de Esteban… Y luego nos decepcionamos porque no hay G6, el iPod no tiene bluetooth o consideramos una afrenta personal que ese monitor nuevo que tanto necesitamos esté tardando más de lo que decían los analistas americanos (¿quién se creen que son, esos hijos de perra?).

Sea como sea, cualquier keynote, incluida la de hoy, pese a que se haya comentado mil trillones de veces en cualquier blog, sea de adiestramiento canino, música mákina o de ambas cosas como el mio, siempre da sorpresas.

Vamos a ver, ya se que tu eres muy listo, eres un analista y ya sabías que el iPhone salía fijo y que en Europa tardaría más y que sería táctil, pero por mucho que me la intentes dar, se te ha puesto cara de cenicero cuando lo has visto.

El hijo de su madre de Esteban tenía razón al acabar la presentación diciendo la frasecita “He patinado hacia donde va la pelota, no hacia donde ha estado”… Que le falten las carcasas intercambiables con motivos coloridos y una batería atómica, al final nos va a dar igual, porque el teléfono es un bombazo, y te lo comprarás tú, tú, tú también y tú no, porque tu blackberry hace más cosas y no necesitas otro aparatito, pero también te gustaría tenerlo, y a ti, y a ti, y a tu hermana, y a ti, y a ti, y a mi también y me cago en su madre por convertirme en un friki adicto a la tecnología manzanil, pero ya es tarde para cambiar, ¿no?…