Sobre hamburguesas deliciosas

pedro10burger
¿Por qué las hamburguesas son tan fascinantes? Me encantaría ser poeta para describirlo con bellas palabras e inventar un soneto sobre su inconmensurable sabor. Pero no.
Se trata de uno de mis alimentos preferidos, lo reconozco. Son comida rápida y no especialmente sana, pero también son malditamente mágicas.
De unos pocos años a esta parte, han proliferado los restaurantes “especializados” en hamburguesas. En Madrid, hemos pasado de tener dos o tres, a casi trescientos (dato no verificado).
Pese a este enorme crecimiento de la oferta, creo que muchos siguen sin pillarlo. Sin entender lo que es una gran hamburguesa.
En este post quiero contar lo que para mí son las claves del éxito. Pero que conste que seguro que me han colado angus por wagyu más de una vez. No voy de gran gurú, simplemente voy a dar mi opinión, basada en mi experiencia personal, en mis gustos y mis manías, nada más. Si no estás de acuerdo en algo me toca los huevos lo entiendo.

mcdonaldsLa veloz
Carne picada entre dos panes/ es un manjar de cuatro pares. Ya os avisé que no soy poeta.
Hay gente que ha crecido comiendo las hamburguesas del bar de Toñi o las de la plaza del pueblo en vacaciones. Las mías venían en estuche o envueltas en papel. Primero en Wendy’s, luego en McDonald’s y Burger King.
Si bien ya no las como casi nunca, puedo afirmar con la cabeza muy alta que este tipo de cadenas me han dado felicidad y por eso las defenderé siempre.
Para mí, saben bien. Acepto que la calidad de los ingredientes no sea gourmet porque moviendo ese volumen de comida no creo que sea algo exigible. Así pueden ser rápidos, y precisamente ese es el quid de la cuestión, el origen del éxito del producto y lo que la ha llevado a ser un símbolo.
Hay algo en el propio concepto de la burger que pide un formato rápido. Algo que te comes con dos manos sin reservar mesa previamente.
perezaLa torre de Babel
Así que vas a un restaurante y te ponen una monstruosidad con un trozo inmenso de carne y un millón de cositas por dentro. Asumes que vas a guarrear a muerte y te decides a intentar darle un bocado, para lo que tendrás que aplastarla muy fuerte primero. El resultado es un trozo de cebolla saliendo despedido hacia tu acompañante mientras la carne se despedaza en tus manos y la grasa te llega al codo. Sin comentarios.
Hay gente que opta por usar cuchillo y tenedor ante tal infamia. Si tienes que hacer eso, es una mierda de hamburguesa. La carne puede ser de una vaca alada del paraíso, da igual. Si me cuesta comérmelo no me gustará tanto. ¿Por qué se empeñan en meter tanta comida entre unos panes que no están preparados para sostenerla? Una gran hamburguesa puede tener muchos ingredientes, pero se disfruta en su conjunto, no por partes.

ferran
La estrella Michelín
Pero la gente sigue innovando. Llegan las burgers gourmet, o poner sobre una tosta todas las cosas que no se aguantarían en una hamburguesa de verdad y plantarle un pincho encima. Hay que presentarlo en un plato rectangular y añadirle una mancha artística de ketchup. Y ese invento del demonio llamado patatas paja.
Puede saber bien, pero no es una hamburguesa. Cualquier día cogen una whopper y te la sirven en puré. Ese día se acabará la civilización tal como la conocemos.
chapataLa de pan raro
Luego están esos sitios en los que puedes elegir el pan. No voy a ser muy radical en este aspecto, puedo aceptar que prefieras semillas de petunias en vez de sésamo. Sólo diré que una hamburguesaca en pan de pueblo es UN PEPITO o un BOCATA. El pan blando forma parte de lo que es el producto por definición. Para mí, cuanto menos interfieran harinaza, migas o corteza, mejor va a ser la puntuación final. Tampoco me vale un pan blando reseco o excesivamente tostado (viejo truco para aguantar mejor).
nostraLa infinita
Al final tampoco hay tanto misterio. Si consigues acertar con la carne, tienes más de la mitad del camino ganado.
Algo muy habitual es encontrarte en la carta con un montón de variedades. Algo que puede ser estupendo si eres un apasionado de esto, pero si voy a ir una vez a probar tu restaurante, prefiero que me propongas lo que tú creas que es lo mejor que tienes a que me dejes elegir hasta el color de ojos de la vaca. Me parece que hay montones de estos nuevos locales que carecen totalmente de personalidad por querer abarcar mucho. Estoy deseando llegar a un sitio y que tengan tres o cuatro burgers y ya está. Y que pongan el mismo empeño en la calidad de la materia prima que en su elaboración y condimentos.
alfredosLa diferente
Eso es justo lo que pasa en Alfredo’s Barbacoa. El restaurante que durante décadas fue el favorito indiscutible de los aficionados en Madrid, se ha caído del top de mucha gente ante apuestas más modernas, pero sigue siendo mi debilidad por el sabor de su carne de cebón, distinguible de cualquier otra que haya probado en mi vida. Tienen un producto característico y es indiscutiblemente una hamburguesa con todas las letras. Y seguirán dando guerra mucho tiempo.
shakeshackLa mejor
Si hay un lugar en el que se reúnen todas las cualidades de una hamburguesa, ese es Shake Shack.
Creo que la base fundamental de su éxito es que su carne es entregada cada día y nunca congelada. Hecha a la plancha, jugosa pero no grasienta. Deliciosa. El panecillo está hecho en mantequilla y tiene un ligero dulzor muy característico. Su salsa, el queso, la lechuga rizada y el tomate. Todo encaja como si estuviese destinado a fundirse, y únicamente a través de esa precisa combinación de ingredientes podrías conseguir un sabor así, en el que además destaca cada matiz. Eso es para mí una hamburguesa. Algo que tiene que funcionar en cada bocado, rápido y sin excesos por decreto.
Últimamente hemos visto por estas tierras una copia descarada de su concepto, pero es insípida y falla justo por falta de personalidad, sin un sabor característico. No hay nada más triste que una imitación mal hecha.

prohibido

No, por favor
No quiero terminar este post sin enumerar algunas de las cosas que odio cuando voy a comerme una hamburguesa. Lo primero de todo es una marca cutre de Ketchup, de esas con restos resecos alrededor del envase. Lo segundo es compartir, no me gusta compartir hamburguesa porque soy un egoísta total. Lo tercero es llenarte de grasa las manos porque la base del pan se empape. Y por último, pedir bacon y que te pongan trozos gordísimos con ternilla de la que parte piños. El bacon fino y hecho.

Bueno, ya me he quedado a gusto. Espero que con este post consiga hacer del mundo un lugar mucho mejor. Nunca se me ha dado bien escribir finales: ADIÓS.

7 pensamientos en “Sobre hamburguesas deliciosas”

  1. Concuerdo con todo, de hecho me ha gustado mucho el artículo al enaltecer unos de mis platos preferidos. Aunque pienso que es sana y completa, depende de la preparación, aporta proteínas, carbohidratos y fibra, más no podemos pedir.

  2. Hola Otto, efectivamente, una hamburguesa bien hecha no tiene porque ser una bomba de calorías, a veces puede ser el doble de chungo la coca-cola y las patatas fritas. Gracias por tu comentario, ya nadie comenta los posts ES EL FIN DE INTERNET.

  3. Vaya post centralista… ESPAÑOLISTA!!

    A mi aunque me gustan las hamburguesas de McDonalds, Burger King… etc, odio comerlas porque sé la mierda que tienen y procuro no tomarlas en ningún momento. De Madriz sólo he podido probar la del Marca Café (pasable) y la del New York Burger, que me gustó pero tampoco me pareció la panacea.

    Eso sí, si tengo que esperar una hora para tomarme una hamburguesa, me voy al chiringuito de al lado a tomarme una de calamares. Esta obsesión por lo gourmet es peor que la de los gintonic

  4. Si alguna vez te encuentras en Londres, te recomiendo que pruebes las hamburguesas del Byron (tienen una con tocino pa’ flipar) y seguro que las del Honest Burgers no te decepcionan. Son un poco hipster (sobre todo las patatas al romero…) pero para mi la hamburguesa tienen un equilibrio brutal. Aún lloro cuando recuerdo esa burger…

    Vamos, en general no puedo estar mas de acuerdo con el post 😛

  5. @Toni: MUY BIEN.

    @Manuls: En cuanto a hamburguesas centralistas, desde luego que hay mil opiniones y sabores para todos los gustos. Yo ya digo que prefiero Alfredo’s simplemente porque no puedes comer una igual en otra parte, te la recomiendo cuando vuelvas por aquí. Te trataremos mal por ser de fuera.
    Completamente de acuerdo en la excesiva tontería que rodea a las reinvenciones gourmet de cosas de andar por casa.

    @Asier: Muchas gracias por las recomendaciones, me las guardo para el próximo viaje, ya te contaré. Yo te tengo que recomendar las de Dirty Burger, me parecieron bestiales también.

    Muchas gracias a todos por los comentarios, todos sabéis lo que se agradece leerlos directamente aquí como antaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *